Publicado: 19 de Diciembre de 2017

"Hay un 10% más de accidentes mortales de los que en principio se registran. Así en 2016 aunque se calificaron como accidentes mortales 629, en realidad fallecieron 693 trabajadores y trabajadoras (64 más de los registrados inicialmente) Y esto sucede porque fallecieron más tarde de cuando se rellenó el parte de accidente.

Desglosando los datos, 552 muertes ocurrieron durante la jornada laboral, 496 de las mismas constan en las estadísticas como accidentes mortales, las 56 restantes corresponden con aquellas muertes que hasta ahora no se hacían públicas. Por otra parte, 141 trabajadores fallecieron en el trayecto de ida o vuelta al trabajo y solo 133 de estos accidentes fueron calificados como mortales, existiendo entre ambas cifras una diferencia de 8 muertes.

UGT que venía denunciando, desde hace tiempo, este sub-registro estadístico de accidentes de trabajo mortales, celebra que finalmente el Ministerio de Empleo y Seguridad Social haya hecho públicos por primera vez, hace unos días, los fallecimientos reales causados por los accidentes de trabajo. Porque como se ha demostrado, alguno de ellos (leves y sobre todo graves) han tenido una calificación inicial que no se ha correspondido con la realidad. Una información que el Ministerio podría haber hecho pública mucho antes, pues disponía de ella.

Los primeros datos al respecto vienen recogidos en el apartado “J. Duración de las bajas de accidentes de trabajo” de la estadística anual de 2016. Los denomina “Fallecimientos” y recogen los “fallecimientos a consecuencia del accidente de trabajo en el plazo de un año a la fecha del accidente, independientemente de la gravedad inicial”.

No obstante, el Sindicato continuará reclamando que se establezca un sistema normativo objetivo de clasificación por gravedad de los accidentes de trabajo, ya que es la única manera de disolver las actuales dudas en cuanto a la calificación de la gravedad del accidente ocurrido."

Fuente: Prevencionar