Publicado: 6 de Julio de 2016

Según la normativa vigente, se considera manipulador de alimentos a toda persona que aplique su trabajo manual (directamente o por medio de instrumentos o artefactos) en la preparación, conservación, envase, almacenamiento, distribución, venta o suministro de alimentos y aquellas que, sin cumplir con las características mencionadas, son propietarios o administradores de un establecimiento de alimentos.

Eso quiere decir que son manipuladores de alimentos, entre otros, los chefs, cocineros, ayudantes, auxiliares, camareros, cajeros, reponedores, bodegueros, operarios, dependientes, vendedores, repartidores, transportistas, supervisores, administradores y gerentes. O sea estamos hablando del personal de restaurantes, cafés, bares, hoteles, comedores, supermercados, almacenes, industria alimentaria, puestos ambulantes de comida y cualquier otra actividad relacionada con alimentos.

Es obligatorio disponer del certificado de manipulador de alimentos si usted trabaja o quiere trabajar en cualquier sector que maneje alimentos. En realidad ya no existe el concepto de Carnet de Manipulador de Alimentos como tal y lo que existe es un Certificado de Formación como Manipulador de Alimentos, que justifica que el trabajador ha obtenido y tiene la suficiente capacidad en manipulación de alimentos.

La formación adecuada en el sector es fundamental para garantizar la seguridad de los alimentos que se consumen y es responsabilidad del titular de la empresa.